Escriba lo que desea buscar en este blog

Cargando...

domingo, 22 de mayo de 2011

Nacen menos niños y los viejos viven más

La dinámica demográfica actual se caracteriza por el acelerado crecimiento de las ciudades en África, Asia y América del Sur; la disminución del índice de natalidad, y el crecimiento sin precedentes de la tasa de envejecimiento de la población mundial. El Planeta tendrá 7 mil millones de habitantes el 31 de octubre de 2011.

El rápido crecimiento urbano en África y Asia, la disminución de la fertilidad con variación entre las regiones -con África con las mayores tasas de natalidad-, las tasas de envejecimiento sin precedentes y la mayor población juvenil definen las características de la dinámica poblacional actual, señala la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas.
La mayor longevidad proyectada para todas las regiones, junto a la baja fecundidad en muchos países, significa que muchos países deberán enfrentar el reto del envejecimiento demográfico. A nivel mundial, se espera que el número de ancianos supere al de los infantesen 2045.
“La gente está viviendo más años, de un modo más saludable y teniendo familias más pequeñas; pero la reducción de las desigualdades y la forma como garanticemos el bienestar de la población actual y el de las generaciones futuras requerirá de nuevas maneras de pensar y de una cooperación mundial sin precedentes”, comentó el director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) Babatunde Osotimehin.
Consideró que las proyecciones de población revelan la urgente necesidad de proporcionar una planificación familiar segura y efectiva a los 215 millones de mujeres que carecen de ella. Es preciso invertir recursos para que las mujeres y los hombres tengan los medios para ejercer su derecho humano a determinar el número y el espaciamiento de sus hijos. “Invertir en la juventud, su salud reproductiva y la igualdad de género puede ayudar a poner a los países en un camino de crecimiento económico acelerado y de desarrollo equitativo”, planteó Osotimehin.
En la conmemoración del Día Mundial de la Población el 11 de julio, el UNFPA y varios de sus socios pondrán en marcha una campaña para comprometer a los individuos y grupos sobre diferentes temas relacionados con la urbanización creciente, el empoderamiento de la mujer y la sostenibilidad del medio ambiente.
Las cifras demográficas mundiales
Según el director Ejecutivo del UNFPA, la población mundial se ha duplicado desde 1967, está aumentando en aproximadamente 78 millones de personas cada año, y se prevé que alcanzará los 9 millones en 2045. Por cada 100 personas que se suman a la población del mundo, 97 provienen de los países menos desarrollados.
En 2010, la población mundial alcanzó los 6.908,7 millones de personas. El crecimiento demográfico mundial en el quinquenio 2005-2010 fue de 1,2% y se proyecta una tasa de fecundidad de 2,52% para 2020. Se estima que el 50% de población mundial vive en las ciudades, creciendo a una tasa de 1,9%; el 84% de la población de América del Sur se concentra en los centros urbanos. El UNFPA calcula que existen alrededor de 1,8 mil millones de adolescentes y jóvenes en el mundo actual, lo que representa casi un tercio de la población mundial. Casi el 90 por ciento vive en países en desarrollo. (Estado de la Población Mundial 2010, UNFPA,
http://www.unfpa.org/swp/2010/web/es/pdf/ES_SOWP10.pdf)
En 2010, la población de China se elevó a 1.339 millones de habitantes, informó el Buró Nacional de Estadísticas (BNE). Los residentes en zonas urbanas sumaron 665 millones, el 49.68% de la población total hasta el 1 de noviembre de 2010. Los habitantes de la India sumaron 1.210 millones a fines del año pasado, lo que significa un crecimiento de 17% desde el último censo de 2001. De esta forma, India se convirtió en el segundo país más poblado del Planeta después de China.
La población actual de siete mil millones podría crecer hasta los 9.300 millones a mediados de siglo y sobrepasar los 10 mil millones en los próximos 90 años. Gran parte de ese incremento se atribuye al crecimiento poblacional en países con alta fertilidad, más de 1,5 hijos por mujer en promedio. En ese grupo aparecen 39 estados de África, nueve de Asia, seis de Oceanía y cuatro de América Latina y el Caribe (ALC), señala un informe del Departamento de Asuntos Sociales y Económicos de la ONU.
En enero de 2011, Francia rebasó por primera vez en su historia los 65 millones de habitantes, gracias a una elevada tasa de natalidad y crecientes expectativas de vida, reportó el Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos (Insee). Las causas principales del incremento se debieron al promedio de 2,01 hijos y al aumento de la edad de embarazos entre 30 y 35 años. El año pasado nacieron en Francia 828 mil bebés, en un alza significativa de la tasa de fecundidad sólo superada en la era de los "baby-boom" de 1973.
La población de ALC ascenderá de 597 a 751 millones en 2050, pero descenderá a 688 millones en 2100. La participación de la población latinoamericana en el total mundial caerá de 8,6 al 8,1% en 2050 y al 6,8% a fines de siglo. De manera inversa, la población de África subirá del 14,8 al 23,6% de la población mundial en 2050 y al 35,3% en 2100.
La población envejece
Las personas de la tercera edad superarán en número a las más jóvenes a mediados de este siglo. Por primera vez en la historia de la humanidad, el crecimiento poblacional no estará impulsado por la tasa de natalidad, sino por el incremento en la cifra de ancianos, señala la periodista de Prensa Latina Katia Monteagudo. A medida que descienden la tasa de mortalidad de los ancianos y el índice de fertilidad, aumenta la proporción de personas mayores; y se calcula que para 2050 habrá unos dos mil millones de personas mayores de 60 años en el mundo.
La baja fecundidad se ha convertido en un factor decisivo para el acelerado envejecimiento poblacional. Dicho descenso se explica por la incorporación de las mujeres al mundo laboral, por el cambio de la estructura de autoridad en la familia, los modos de vida urbanos y los cambios de mentalidad en cuanto a la reproducción humana. En Costa Rica, por ejemplo, los índices de fecundidad cayeron a niveles históricos debido a la crisis económica que afectó al país en 2009. Un estudio de la Unidad Demográfica del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) registró una tasa de natalidad de 1,82 bebés por cada mujer en edad fértil en 2010.
En el siglo XX la esperanza de vida al nacer ascendió hasta 66 años, y podría subir 10 años más como consecuencia de las mejoras sanitarias, la higiene humana y el nivel de vida en muchas regiones, precisa la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este fenómeno demográfico tendrá serias consecuencias para los sistemas de seguridad social de todo el mundo.
En 1950, por cada jubilado o individuo con más de 65 años había 12 trabajadores; en 2010 esa relación disminuyó a nueve trabajadores por cada jubilado, reveló un estudio del Buró de Referencia sobre Población (PRB, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. El organismo estima que para 2050 la relación de activos por pasivos será de cuatro a uno. La Administración del Seguro Social de Estados Unidos calcula que la cantidad de personas de 65 o más años aumentará de 40 millones en 2010 a 89 millones en 2050.
La División de Población de la ONU confirmó que la proporción de trabajadores activos en relación con la población de adultos mayores pasivos cayó de 12 a nueve entre 1950 y 2009, y que para el año 2050 habrá sólo cuatro trabajadores por cada jubilado.
Según ese organismo de la ONU, Japón, Alemania, Italia, Suecia y Grecia fueron los cinco países con los mayores porcentajes de ancianos al finalizar el 2010. Japón es el país con mayor esperanza de vida (supera los 81 años) y tiene la población más envejecida del Planeta. El 19 de abril cumplió 114 años de vida el japonés residente de la provincia de Kyoto Jirouemon Kimura, el hombre más viejo del mundo, que tiene 14 nietos, 25 bisnietos y 11 tataranietos. Otro japonés, Tanekichi Onishi es la segunda persona más vieja del Planeta, con 111 años.
También Corea del Sur y Taiwán muestran bajos índices de natalidad, y algunos expertos pronostican una escasez crónica de mujeres y menos trabajadores activos capaces de mantener a los ancianos. En China, las personas de 60 o más años de edad representan ya el 13,2% de la población total, mientras que el 16.6% tiene 14 o menos años de edad. En 2009 fueron censados 167 millones de adultos mayores, alrededor del 12,5% de la población total.
Aproximadamente uno de cada cuatro residentes de Shanghai tenía más de 60 años de edad al cierre de 2010. De una población de 14 millones de habitantes, 3,3 millones eran adultos mayores (23,4%), y se prevé que en 2015 los ancianos representen el 30% de la población de esa ciudad, informó el Ministerio de Asuntos Civiles.El gobierno de Singapur manifestó su preocupación por el decrecimiento poblacional de la ciudad-estado tras alcanzar en 2010 una tasa de fertilidad mínima en su historia de 1,16 hijos por mujer, muy distante del 2,1 requerido para el incremento de la población.
Uruguay es el país más envejecido de Latinoamérica con el 20% de su población mayor de 60 años, reveló el Observatorio de Envejecimiento y Vejez de la Universidad de la República (UDELAR). Esta nación de 3,4 millones de habitantes en 2010 tiene 70 adultos por cada 100 menores de 15 años, y kas proyecciones demográficas auguran que en 2040 las personas de más de 65 años superarán a los niños y adolescentes menores de 15 años.
En Cuba, con una población superior a los 11 millones de habitantes, viven aproximadamente 2.700 personas que superaron el siglo de existencia, la mayoría en el municipio de Cruces.
Los datos de Bolivia
Bolivia tenía 9,427,219 habitantes en 2005 y 10,426,154 millones en 2010: 2,839,946 en La Paz, 2,785,762 en Santa Cruz y 1,861,924 en Cochabamba. El UNPFA calcula que el país tendrá 14,9 millones de habitantes en el año 2050.
En la actualidad, el 67% de la población boliviana vive en centros urbanos y crece a una tasa de 2,5%; la tasa de crecimiento demográfico de Bolivia fue de 1,8% en el período 2005-2010. El INE calcula una tasa de fecundidad de 3.50 hijos por mujer en el quinquenio 2005-2010; 3.09 en 2010-2015; 2.75 en 2015-2020; 2.47 en 2020-2025 y 2,26 en 2025-2030.
El Representante del UNFPA en Bolivia Jaime Nadal-Roig afirmó que el país está ante una importante oportunidad de romper el ciclo intergeneracional de la pobreza, si concentra sus esfuerzos en invertir en la ventana de oportunidad que se ha presentado con el “bono demográfico”, definido como una fase de transición demográfica de alta a baja fecundidad, en la cual la proporción de población en edad de trabajar crece más rápidamente que la población dependiente en edad escolar o en edad de retiro.
El descenso de los indicadores de fecundidad se traduce con los años en un incremento significativo de la población joven y económicamente activa, de manera que el país cuenta con una importante población con capacidad productiva y con mayores réditos de crecimiento económico.
De esta forma, el “bono demográfico” se constituye en una oportunidad que permite a un país optimizar sus inversiones en la formación de capital humano. “En este momento, Bolivia se encuentra en la fase o ‘ventana demográfica’. Si en el país se generan condiciones de empleo adecuadas, seguridad social, y adecuados programas de salud y educación, se podría romper el círculo de reproducción de la pobreza y lograr avanzar hacia ese “vivir bien” que constituye la base del paradigma de desarrollo en Bolivia”, afirmó Nadal-Roig.
“Se trata de una coyuntura extraordinaria para no sólo romper el ciclo intergeneracional de la pobreza, sino también para detonar el crecimiento interno y consolidar bases para un futuro más estable, todo ello gracias al comportamiento poblacional de Bolivia”, explicó Nadal.
Con información de Prensa Latina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ENTRADAS/SPOTS