Escriba lo que desea buscar en este blog

Cargando...

martes, 11 de octubre de 2011

Nobel de Economía por un trabajo que puede echar luz sobre la crisis


Los estadounidenses Christopher Sims y Thomas Sargent fueron elegidos por investigar el impacto de las decisiones políticas en la macroeconomía. Uno de ellos dijo que sus métodos son “fundamentales para encontrar una salida a este lío”.

BRINDIS. SARGENT (IZQ.) Y SIMS CELEBRAN AYER, TRAS UNA RUEDA DE PRENSA QUE OFRECIERON EN LA UNIVERSIDAD DE PRINCETON, POR LA OBTENCION DEL PREMIO.
Thomas Sargent, profesor de la Universidad de Nueva York y Christopher Sims, profesor de la Universidad de Princeton, ganaron ayer el Premio Nobel de Economía por sus investigaciones sobre la relación causa-efecto de las políticas gubernamentales sobre la economía.
En la complicada situación económica internacional actual, los aportes de ambos economistas son fundamentales para comprender mejor cuáles son las mejores políticas para evitar una segunda recesión en Estados Unidos y para impedir que estalle la zona del euro donde la política monetaria unificada no ha sido acompañada por una política fiscal en común. Los trabajos de Sargent sobre la inflación durante la década del 80 en América del Sur son particularmente interesantes para la Argentina de hoy.
Los dos galardonados “desarrollaron métodos para responder a numerosas cuestiones relativas al vínculo de causalidad entre la política económica y las diversas variables macroeconómicas como PIB, inflación, trabajo e inversiones”, dijo el Comité de selección.
En una entrevista, Sims dijo ayer que sus métodos y los desarrollados por Sargent “son fundamentales para encontrar una salida a este lío”.
Se refería a la crisis internacional. El flamante Premio Nobel advirtió, sin embargo, que su trabajo no ofrece ninguna varita mágica. “Si yo tuviera una respuesta sencilla ya se la hubiera ofrecido al mundo”, dijo.
En este caso, como en casos anteriores, se premiaron las contribuciones metodológicas de Sargent y Sims. Según el comité, los métodos estadísticos de estos dos economistas, que son utilizados por numerosos Bancos Centrales en distintos países del mundo, ayudan a comprender mejor por ejemplo, la relación entre un aumento en las tasa de interés o una reducción de impuestos y la inflación y el crecimiento económico.
“Nuestros métodos han sido utilizados en muchos países y lo bueno es que lo que les ha dado credibilidad es que tienden a tener resultados que son consistentes”, dijo Sims.
Según algunos economistas, Sims le dio credibilidad al nuevo Keynesianismo, a la teoría que dice que la economía puede caer en una recesión porque no hay suficiente demanda. De acuerdo a The New York Times , su metodología forma parte de los fundamentos de trabajos posteriores de economistas de peso como Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal y Olivier Blanchard el jefe de economistas de FMI.
Sims y Sargent, ambos de 68 años y egresados de la Universidad de Harvard, realizaron las investigaciones premiadas durante la década del 70 y 80. Si bien cada uno trabajó por separado, en varios trabajos Sargent agradece la manera en que Sims lo inspiró.
Sargent escribió en el 2009 un trabajo que tituló “La conquista de la inflación sudamericana” en el que analiza la inflación de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Perú en la década del 80.
En la introducción del trabajo Sargent explica que el objetivo es “inferir los determinantes de las hiperinflaciones en América Latina y los programa de estabilización”. La metodología matemática que utiliza le permite “interpretar los índices de inflación observados en términos de variación de los déficits, la secuencia de shocks provocados por las hiperinflaciones condicionadas por las expectativas y las reformas ocasionales y superficiales que reducen la inflación sin reformar los déficits”. Según Sargent, su metodología también le permite inferir los ajustes del déficit, que han ayudado a estabilizar la inflación de forma permanente.
En una carta que dirigió al ministro de Economía de Brasil el 30 de enero de 1986, Sargent le advirtió que para combatir la inflación iba a tener que reducir los gastos, aumentar los impuestos o ir al default. “Usted está gastando más de lo que obtiene de la recaudación impositiva, le dice, advirtiéndole que puede seguir así mientras tenga acceso al financiamiento internacional … Pero no lo puede hacer para siempre ... El problema más acuciante son las presiones inflacionarias ... Este es un síntoma del problema que refleja causas más profundas”, le dice.
“Cuando estudié en el Cema, en Argentina, el libro de Sargent sobre Macroeconomía era de lectura obligatoria”, contó a Clarín, Pablo López, un economista argentino que está haciendo un MBA en la Universidad de Nueva York donde Sargent enseña. “Es un gran teórico, hay que tener un buen nivel de matemática para poder comprender su metodología”
Ver màs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ENTRADAS/SPOTS